domingo, 9 de junio de 2013

Mario Artigas: Homenaje a María Luisa Bombal, 8 de junio de 2013.


Libertad y condición de mujer


María Luisa Bombal Anthes; Viña del Mar, 8 de junio de 1910.
Escritora chilena que perteneció a la narrativa de la llamada Generación del 42.

            Con sólo dos libros publicados en castellano, “La Última Niebla” (1935); "La. Amortajada" (1938). Según destacados críticos chilenos, unánimemente, colocan a María Luisa Bombal como la mejor cronista de nuestra literatura. Su tercera obra. "Casa de Niebla", fue escrita en inglés “The House of Mist” (1947) -Paramount Pictures, le compró los derechos en 125.000 dólares para realizar una película. Que nunca fue filmada- De inmediato se convirtió en un "Best-seller" en Estados Unidos y Gran Bretaña. Lo mismo sucedió con las traducciones en Francia, Japón, Alemania, países escandinavos, etc.

            María Luisa Bombal sinceramente rehuyó siempre a la publicidad. Por lo demás, no necesitó. Ahí están sus obras que se han repetido en varias ediciones.
            Chilena de nacimiento y de corazón, al igual que Gabriela Mistral, las circunstancias la hicieron vivir fuera del país. Después de 20 años de ausencia, regresó a publicar en Santiago "Casa de Niebla". Con un fabuloso contrato firmado en Nueva York para editar este libro, pero, se guardó para sí los derechos de edición en español. Es en Viña del Mar la ciudad donde nació, donde María Luisa se aisló para reescribir en español su "Casa de Niebla".
            Hay algo misterioso en el mundo de fantasía de la literatura de esta escritora chilena. La trilogía del amor, la muerte y el tiempo aparece en todos sus cuentos. En ocasiones se censuró injustamente su falta de compromiso, cuando en realidad su obra se adentra en la condición femenina, para resaltar su radical soledad ante la racionalidad masculina, que domina el entramado social, empleando para ello, técnicas narrativas renovadoras que profundizan en la psicología de sus personajes, alejándose del realismo. Su propio estilo la diferenció de inmediato del resto de la narrativa. Cosa que hoy, difícilmente se encuentra en nuestros narradores.

Una periodista le preguntó una vez:
            –Cómo veía el amor de las mujeres.
            -La mujer tiene un destino de amar. Es normal que muchas veces ese amor no reciba la misma respuesta. Pero lo importante es, tener la capacidad de amar profunda y enteramente. En mis personajes los hombres quieren a la mujer. ¡Yo diría que les son casi indispensables! Pero ellos la quieren a su modo. Creo que en la vida real sucede lo mismo.
            -¿Debe, entonces, la mujer resignarse a amar sin ser correspondida?
            ¿Por qué pedirle al hombre que sienta como nosotras? -responde-. Mientras que la vida de casi todas las mujeres parece haber sido hecha sólo para vivir un gran amor, un solo amor, con toda su belleza y su dolor, la misión del hombre en este mundo al parecer no es la misma. Pero yo creo en nuestra misión de amar, aunque en estos días las mujeres se han inclinado hacia una actitud algo así como en un orgullo intelectual de no creer en el amor. ¿Moda?
            -¿Hay posibilidad de tener en algún momento una comunicación total entre un hombre y una mujer que se aman?
            Creo que sí; durante el momento del amor físico. Tal vez en ese momento, más que en ninguno otro, el hombre abandona su coraza y deja hablar su espíritu. Luego se coloca nuevamente su armadura, y después olvida...


            Fallece el 6 de mayo de 1980, sin haber obtenido el Premio Nacional de Literatura, como tantos otros merecedores.

Sus obras:
  • El Árbol, 1931.
  • La Última Niebla, 1934.
  • La Amortajada, 1938.
  • Las Islas Nuevas, 1939.
  • Mar, Cielo y Tierra, 1940.
  • La Historia de María Griselda, 1946.
  • The House of Mist, 1947. (Traducida el año 2012 por E. UC.)
  • La Maja y el Ruiseñor, 1960


1 comentario:

raul diaz dijo...

Estimado Mario,gracias por los libros y su dedicatoria. Mi correo rrrndiaz@gmail.com mi cl 56175946 y 68681048.

Publicar un comentario